Afonía

La afonía se refiere a la pérdida completa o parcial de la voz de una persona debido a la imposibilidad o dificultad de vibración de las cuerdas vocales.

Las cuerdas vocales necesitan ponerse en contacto una con otra para vibrar. Una vez en contacto, el flujo de aire procedente de los pulmones incide sobre ellas y genera la vibración que es necesaria para crear sonidos.

A pesar de que las causas de esta condición pueden ser muy variadas (lesiones, trastornos mentales, malos hábitos, etc), los métodos de tratamiento suelen ser efectivos y aptos para casi cualquier persona. No obstante, algunos casos de afonía son permanentes y pueden requerir tratamientos más complicados como la cirugía.

Síntomas

  • Incapacidad para hablar o incapacidad para hablar en un susurro.
  • Ronquera.
  • Espasmos en las cuerdas vocales.
  • Dolor de garganta.
  • Dificultad para tragar alimentos y líquidos que se dirigen a los pulmones.

La afonía no suele persistir durante más de 4 o 5 días. Acuda al médico si padece cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Ronquera que no mejora después de dos semanas.
  • Pérdida completa de la voz durante más de unos pocos días.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Dificultad para tragar.
  • Tos con sangre.
  • Un nudo en la garganta.
  • Dolor de garganta severo.
  • Pérdida de peso inexplicable.

Causas más comunes

  • Hablar con una voz mucho más alta de lo normal.
  • Inhalación de humo de tabaco u otros gases irritantes.
  • Ingestión de productos irritantes u tóxicos.
  • Tos o ronquera.
  • Cantar en exceso o con mala técnica.
  • Lesiones en las cuerdas vocales (nódulos o pólipos).
  • Enfermedades de las vías respiratorias (laringitis).
  • Reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Engrosamiento de las cuerdas vocales.
  • Problemas de tiroides.
  • Fuertes cambios de temperatura.
  • Respirar incorrectamente (por ejemplo, respirar por la boca mientras dormimos).
  • Problemas emocionales o nerviosos.
  • Trastornos neurológicos.
  • Consumo insuficiente de agua. Las cuerdas vocales poco hidratadas puede dejar de funcionar con eficacia.

Remedios caseros para combatir la afonía

  • Jengibre para la afoníaEl jengibre es un alimento muy recomendable para el cuidado de nuestras cuerdas vocales. Usted puede consumirlo fresco, en forma de infusión, secas, o confitadas. También se puede aplicar al cuello en forma de aceite esencial (diluido con un poco de aceite de almendras).
  • Cebolla y azúcar moreno. Hervir dos cebollas con medio litro de agua durante veinte minutos. Añadir dos o tres cucharadas de azúcar moreno. Tomarlo poco a poco durante el transcurso del día.
  • Infusión con tomillo. El tomillo tiene muchas propiedades, y una de ellas es la de ayudar a mejorar la afonía. Preparar el tomillo como una infusión, añadir jugo de medio limón y endulzarlo todo con un poco de miel.
  • Propóleo para la afoníaPropóleo. Este antibiótico natural puede tomarse con agua caliente durante todo el día y mejorar la condición.
  • Salvia y llantén. Preparar estas dos plantas como infusión para beberla y hacer gárgaras.
  • El aceite de oliva, miel y limón. Mezclar una cucharada de aceite de oliva, una cucharada de jugo de limón y dos cucharadas de miel. Tomar una cucharada cuatro veces al día hasta observar una mejoría.
  • Agrimonia. Esta planta suaviza la voz y limpia la garganta. Tomarla como un extracto o como una infusión. También se puede hacer gárgaras.
  • El regaliz. Esta raíz ayuda a expulsar la flema y reducir la inflamación de las vías respiratorias. Se puede tomar en forma de infusión (será necesario hervir el regaliz durante un tiempo si la raíz es gruesa), o en pastillas naturales que podemos encontrar en internet o algunas tiendas. El regaliz no se recomiendo para personas que sufren hipertensión.

Tratamiento y prevención

Su voz es un aspecto fundamental en su día a día. Si lo que desea es evitar sufrir afonía, es importante seguir algunos consejos para prevenir la pérdida de voz.

  • No forzar el tono de voz.
  • Evitar fumar o zonas con mucho humo.
  • Hidratarse correctamente bebiendo 1,5 a 2 litros de agua al día.
  • Tratar adecuadamente los resfriados o las alergias desde el principio para evitar síntomas secundarios como la ronquera que causan afonía.
  • Realizar ejercicios de calentamiento para preparar sus cuerdas vocales antes de cantar o hablar mucho para evitar forzar la voz.

Otros tratamientos dependen de la causa específica de la pérdida de voz:

  • Medicamentos para controlar el reflujo ácido al padecer reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Cirugía para extirpar tumores.
  • La toma de analgésicos como el paracetamol y el ibuprofeno.
Afonía
5 (100%) 1 voto
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...